Archivo de la etiqueta: centros penitenciarios

Un cambio para la sociedad en México.

El-Ocio.com no es una un espacio que se enfoque en una temática especifica, más bien es algo así como que dejamos que las cosas fluyan.

Es por eso que a veces creamos noticias, otras copiamos noticias, otras tantas solo las damos a conocer y otras más nos las hacen llegar, todo con el afán de mantener sus ratos de ocio pues con algo ocioso que leer ver u oír.

Hace tiempo se toco un tema bastante escabroso en el cual 2 personas nos dieron sus puntos de vista de lo que vivieron en el Reclusorio Oriente, aquí en México DF, ambos dejaron las historias inconclusas, obviamente no se puede pedir demasiado pues sacar al sol cosas que muchas veces ni siquiera les a dado la luz es un peligro, más en el país que estamos en el cual los periodistas caen como moscas a penas les ponen el dedo y obvio los que ni siquiera somos periodistas pus con mas razón.

Pero me niego a dejar ese tipo de temas al hay se va así que aquí dejo los links para que los vuelvan a leer.

Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF. Primera parte.
Penales y Reclusorio una vista al lo mas culerero del DF. Segunda parte.
Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF por Octavio Murat Primera parte.
Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF por Octavio Murat Segunda parte.
Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF por Octavio Murat Tercera parte.
Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF por Octavio Murat Cuarta parte.

Y les pido a todas esas personas que tengan algo que decir o exponer (lo que sea) lo hagan por este medio, solo manden un mail a elocio@gmail.com o con el formulario de contacto aquí y no se preocupen todo sera confidencial :P

Retomando el tema a lo que voy es… ¿Como es posible que nuestros sistemas de readaptación pretenda readaptar a la gente si la vida dentro de ellos es un verdadero infierno. ¿En serio las autoridades piensan que pasándola mal en un lugar dejaran de llegar ahí las personas?

A mi punto de vista solo las vuelven más agresivas más enfermas, les despiertan el morbo en fin las terminan haciendo lo peor de la sociedad.

Es por eso que muchísima gente que sale de estos centros no tarda en regresar a ellos después de vivir ahí terminan corruptos, más corruptos de como entraron la primera vez.

Hay muchos problemas en México muchos abusos, excesos, malas costumbres, en fin un chingo de porquería que tal vez nunca cambie pero que si alguien que haya pasado por malos ratos nos puede contar su historia tal vez le ayude a otra persona que se encuentre en la misma situación.

En fin si tienes algo que decir al mundo háznolo saber y nosotros te ayudamos con eso.

elocio@gmail.com

el-ocio.com/contacto

ATT. equipo de El-Ocio.com

Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF por Octavio Murat cuarta parte.

Esta es la esperada cuarta parte de la penosa historia de Octavio Murat en el Reclusorio Oriente.

Aquí puedes leer la primera, segunda, tercera y la quinta y ultima parte.

Sigue:

Bueno en el relato anterior recordaran que les había comentado que el custodio me había golpeado con su macana cuando le corregí la cantidad que inicialmente me había dicho. Y bueno no nos quedo mas que darle lo que nos pedía.

Una vez que se le entrego la cantidad que el ordeno nos subieron al patio principal de COC y ahí comenzamos a darnos cuenta de lo que supuestamente nos hubiera esperado si no nos hubiéramos arreglado. Iban pasando en bloques de tres y eran desnudados totalmente, era un frío irresistible el que se sentía en ese momento por la hora y por el mes (diciembre), además de que el aire en ese espacio se mete por todos lados.

Entre gritos, insultos, golpes y amenazas, era terrible darnos cuenta de como eran despojados de lo poco que traían todos, los que llevaban doble playera o sweater, los dejaban únicamente con una sola cosa porque lo demás se tenia que dividir entre todos los que no tuvieran ropa beige y eso era lo mas deteriorado porque lo mejorcito se lo quedaban los custodios obviamente para luego venderlo entre toda la población.

Una vez que terminaron con todos los formaron en bloques de 20 y de ahí los fueron pasando a la estancia correspondiente.

A nosotros mientras todo esto pasaba nos pasaron al final del patio a un lado de una puerta metálica que funciona como almacén, ahí terminamos de ver toda la consumación de esta injusticia.
Sigue leyendo

Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF por Octavio Murat tercera parte.

Esta es la tercera parte de la no tan grata historia de la estadía de Octavio en el Reclusorio Oriente. Aquí se encuentran la primera, segunda, cuarta y la quinta y ultima parte del relato.

Sigue:

Una vez que literalmente nos quito los 150 pesos a cada uno, acto seguido nos dijo -Suban hasta el próximo descanso y de ahí sin voltear hacia el frente con la cabeza bien agachada caminan a la izquierda y se recargan en la pared, pero con la cabeza siempre agachada ¿Entendieron?- Puntualizo y pues lo hicimos como nos había indicado, ya estando ahí escuchábamos algunas frases altisonantes, suponíamos que eran de los custodios y de estafetas. -Desnúdense cabrones y rápido, cualquier hijo de la chingada que se quiera esconder algo de lo que trae encima no se la va acabar. ¿Entendieron cabrones?- Al escuchar eso nos preocupamos porque de inmediato pensamos que íbamos a correr la misma suerte y nos iban a quitar todo el dinero y nuestras pertenencias ,las cuales ya traíamos con nosotros y pues ni forma de esconderse nada porque si lo intentabas, efectivamente no te la acababas.

Esperamos pues pacientemente hasta que nos dieran una indicación, y por fin llego nuevamente el custodio -a ver mis recomendados- Dijo en tono burlón -Vénganse para acá- Lo seguimos y pasamos por enfrente de todos los demás de la remesa, estaban sentados en el suelo completamente desnudos y como era diciembre imagínense el frió a las 2 de la mañana que en ese momento eran ya.
Sigue leyendo

Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF por Octavio Murat segunda parte

Esta es la segunda parte de la no tan grata historia de la estadía de Octavio en el Reclusorio Oriente. Aquí se encuentran la primera, tercera, cuarta parte y la quinta y ultima parte del relato.

Sigue:

Pues efectivamente como en el relato anterior les comente, lo peor que yo viví ahí fue cuando antes de salir de ingreso en la famosa remesa para C.O.C. a cinco personas entre ellas yo se nos acerco Chucho (el patriarca de ingreso), y nos comento varias cosas de lo que en la estancia que ya nos esperaba (C.O.C.) sucedían ahí. No fue realmente nada extra de lo que ya nos habían informado en ingreso, ya que en esta estancia se encuentran varios reingresos, o como ahí les llaman. los famosos carne de presidio, que es gente que a caído en innumerables ocasiones, y pues ya se la saben..

Chucho entonces nos dijo -Miren cabrones nada más porque me caen bien les voy a pasar el dato para que libren todo lo pinché que les espera esta noche pero les va a costar 100.00 por cabeza. ¿Le entran o no?- Y como uno esta tan espantado de tanta cosa que se oye pues no nos quedo mas que aceptar el trato.

Ese día acababa de ser visita, entonces el conociendo esa situación y sabiendo que a todos nos habían llevado dinero pues aprovecho el momento y a nosotros no nos quedo mas que aceptar, además nos dijo que nos iba a recomendar con un custodio para que no pasáramos todo lo cruel que a todos les sucede al llegar.
Sigue leyendo

Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF por Octavio Murat primera parte

En este blog ya hace algunas semanas se hicieron dos artículos (1 y 2) tratando de tocar un tema bastante escabroso de una forma objetiva y que desafortunadamente nunca he visto en algún medio se tome las cosas como realmente son, con todos los problemas que pasa alguien que por el motivo que sea llegue a ese desagradable lugar.

Gracias a estos 2 artículos que por cierto se quedaron en continuación, nos llegaron comentarios, más bien un relato de Octavio Murat quien tuvo la desgracia de caer en este desagradable lugar el Reclusorio Oriente y que vino a darle mas fuerza a estos 2 artículos que ya habíamos publicado.

Esta es la primera contribución de Murat (y aquí se encuentran la segunda, tercera, cuarta parte y la quinta y ultima parte).

Comienza:

Yo fui parte de el Reclusorio Oriente, en calidad de reo hace menos de un año y efectivamente todo lo que leí en este relato es cierto aun cuando faltan algunos detalles, como el de que en ingreso la fajina cuesta 200 pesos y se le paga a chucho que esta preso por narcotráfico pero es el que se encarga de ubicar a los reos en las diferentes celdas y estancias.

A demás la llamada cuesta 5 pesos, obviamente uno tiene que tener su tarjeta, la visita es en ingreso por locutorios y termina pagando uno 70 pesos divididos en aproximadamente 8 personas entre custodios y reos, ahí todo es dinero.

En C.O.C aparte de lo que en el relato dice también faltaron algunas otras cosas por mencionar, por ejemplo hay la llamada no cuesta, siempre y cuando no pasen de las 10 de la noche porque si así fuera entonces te cobran 10 pesos pero a diferencia de la estancia de ingreso aquí tienes que cuidar 2 cosas una es que no vean el numero que marcas los que están formados atrás de ti, porque precisamente de esa forma es como se generan los secuestros y las extorsiones desde adentro.

Y la otra es que tienes que agarrar bien tu tarjeta cuando estas hablando porque no falta el gandalla que llega por detrás y la jala del teléfono y se hecha a correr y mas te vale que ni lo sigas, es gente apadrinada y mandada por los mismos custodios.
Sigue leyendo

Disculpas…..

Debido a que hemos tenido dificultades para ver a nuestro contacto en el reclusorio, la tercera parte del reportaje Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF.
Se pondrá hasta el próximo sábado ya que creemos que a sido descubierto y torturado.

Espero que nos tenga noticias mas interesantes y para los que no lo han leído, aquí estan los enlaces.

Parte 1 y Parte 2

Penales y Reclusorio una vista al lo mas culerero del DF. Segunda parte.

Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF. Segunda parte. (Lee la primera parte)

Centro de observación y clasificación COC.

Voy en camino hacia COC cargando una cobija rota, para poder pasar una noche menos helada dormido en el suelo. Somos un grupo como de 50 reos, (la famosa remesa.)

Entrando a COC. A lo lejos se oyen gritos, seguidos de azotes de las rejas. Carne nueva gritan al recibirnos, una vez mas somos revisados de pies a cabeza y una vez mas nos quitan nuestras pertenencias.

Estando formados en el patio central un custodio grita haber cabrones quien quiere comprar casa (o celda) enseguida de esto muchos se acercan y empiezan a negociar, ya que muchos se conocen desde ingreso empiezan a formar grupos y los que tienen lana pues ya la hicieron.

Esa noche fue un desmadre con tal de acomodar a los que pagaron una luz, metían como a 40 o 50 cabrones en una celda donde caben 6. Ya que yo no pagué una cuota de 2 mil pesos pues me toco dormir en el suelo.

Habiendo pasado una noche nada agradable, los custodios nos bajan a las nuevos para hacer la limpieza del edificio la dichosa (fajina). Después de casi terminarla ese día no pude resistir y termine pagando 1 200 paro no volver a hacerla en COC.

Al día siguiente me encuentro con algunos compañeros de Ingreso con los que posteriormente estaré en su celda. Ellos ya tienen un ingreso fijo de 200 pesos al día y me ofrecen una alternativa de dinero fácil. Si ese, Piedra chocho mota que siempre escuche, al o que respondo con un no, pero sabiendo que con dinero se hace cualquier cosa me dedico a vender cigarros.

Como a la semana llego un comité de población gente de lo peor que con darles 10 pesos a los custodios pasaban sin problemas, Esa vez nos quitaron ropa comida de las visitas trastes (todo) alo que fuimos con los supuestos guardias (custodios) y lo único que nos dijeron es que, antes no nos mataron pendejos.

Después de eso Supe que la única forma de estar seguro era con dinero y estando siempre en grupo.

Esa noche mis compañeros y yo nos preparamos ya que se corrió el chisme de que había remesa a Población, lo cual fue cierto.

Una vez mas estando el la fila y en rumbo a Población, no estoy tan preocupado porque se que voy a llegar a una celda donde conozco a varios y a partir de ese momento todo va a cambiar.

Continuara.

Puedes leer esta otra historia desde el punto de vista de Octavio Murat.

Penales y Reclusorio una vista al lo mas culero del DF. Primera parte.

Un relato de lo mas gacho, de lo que se dice que son, los sistemas de readaptación social.

Iniciando esta historia en un recóndito lugar en algún Ministerio Publico de la ciudad de México.

Comenzando la travesía por los separos, un lugar donde ni siquiera tienes derecho a tu llamada de ley, donde estas incomunicado y bajo agresiones constantes, donde llegas por cualquier motivo, por culpa de cualquier persona, que quiera perjudicarte, un lugar en donde empiezan los golpes y las ofensas hacia tu persona lo que sigue es una verdadera humillación a tu persona.

Reclusorios de México:

El mejor lugar para el mejor postor.

Mandamos un infiltrado a lo mas oscuro del sistema en el gobierno de México “El sistema Penitenciario”

Este es su relato:

Ingresando al reclusorio Oriente: Después de haber salido de los separos y en dirección al reclusorio los Judiciales agradecen mi compañía dándome un gran adiós que me dejo adoloridas las costillas dos días, ya llegamos buey dice uno caminamos y la puerta de lo que muchos llaman la cana es abierta.

Asomándose así un tipo vestido de negro con unas botas de casquillo y un tolete, con cara de maldito, además de drogado, el cual me toma mis datos y me pregunta por que ingresas de donde vienes, dicho esto me desnudan para revisarme rompiendo la mayoría de tu ropa quedándose ellos con la mejor. Cuidado al decir algo porque hacen lo que quieren.

En dirección al edificio de Ingreso: Una buena bienvenida nunca esta de mas, algunos custodios nos golpean pasan con los toletes y pateando a discreción. Después de un rato y en lo que te toman tus datos te dan un papel, con el que te ubican en alguna de las 4 zonas que se manejan ahí, cada una con 12 celdas 6 de cada lado. Las celdas que por cierto son para 4 y en la mayoría habíamos mas de 30.

Son las 3:10am aproximadamente, voy subiendo unas escaleras y al fondo se oye piedra chocho mota la banda, (esto lo seguiré escuchado hasta el momento de mi salida). Me ubican en mi celda donde un peculiar olor a marihuana sale. Aquí tienes que ganarte tu lugar peleando con unos cuantos dice el mas viejo de ahí.

Después de no haber dormido nada esa noche y adolorido por los golpes abren lo celda como a las 6:30 o 7 de la mañana. Bajamos al patio a pasar lista y a desayunar. Algo no muy agradable.

Entonces gritan: Nuevos formense tu no sabes para que así que caminando medio sacatón vas y te formas, después de haber limpiado todo el edificio de 3 pisos y el patio, con unos cepillos para lavar ropa puedo ir a mi celda solo para vender algo para conseguir 10 pesos que cobran de lista los custodios. Entre drogas, gente psicótica y un ambiente poco saludable, pasan algunos días y mas golpes y humillaciones.
Es martes día de visita, esperando con ansia la llegada de mis familiares, por fin me gritan tienes visita. Solo unos 5 minutos para verla a través de unas rejas donde ni siquiera puedes abrazarlos, si necesitas mas tiempo son $100 por una hora. No hay mas.

Después de una semana de lucha para lograr un poco de respeto, y ya con los conocimientos necesarios inicio una nueva aventura ir a COC donde como dirían en Big brother las reglas cambian.

No te pierdas el próximo sábado. La segunda parte de este reportaje.

Lee la segunda parte aquí.

Puedes leer esta otra historia desde el punto de vista de Octavio Murat.